martes, 4 de octubre de 2011

ARTÍCULO DE OPINIÓN Sobre EL ABORTO

Mujeres mexicanas obligadas a la maternidad
Víctor Armas Zagoya 
Licenciado en Derecho, Maestro en Licenciatura de Ciencias Políticas y Administración Pública 
@vicarmaszagoya

El debate sobre el aborto en México no es nuevo, pero hablar sobre el derecho a la vida es hablar de nuestra idiosincrasia, de nuestros valores, de la cultura y tradición de la familia mexicana. Ahora resulta que la libertad de procrear de las mujeres se ha convertido en una obligación, la de la maternidad, aún a costa de su propia vida.


Los derechos fundamentales transformados en obligaciones para las mujeres de México y a como se presenta el tema, las mujeres de Zacatecas, si recordamos que la semana pasada los diputados de Acción Nacional ya presentaron una iniciativa similar, aunque falta la discusión de las verdaderamente beneficiadas o afectadas con esta propuesta.


Al dejar vigentes las reformas legislativas de Baja California y San Luis Potosí que protegen la vida desde la concepción, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sentencia que la maternidad sea considerada constitucionalmente una obligación y no un derecho, aseguró Diego Valadés, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México.


Lo más grave es que al no declarar inválidas esas normas se da un golpe al Estado laico.. Con esa decisión en México ya es constitucional la encíclica papal que en 1869 declaró que el cigoto tiene derechos desde la concepción, la cual fue emitida por Pío IX, papa que declaró sin efectos las Leyes de Reforma y la Constitución de 1857.


Se les olvido a los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que uno de los grandes pilares de nuestra sociedad es el derecho a la libertad, libertad para asociarse, libertad para expresarse, libertad para trasladarse, pero sobre todo, la libertad para decidir.


El investigador lamentó la injerencia sin precedentes del Poder Ejecutivo en el debate de la SCJN sobre dichas leyes. En particular se refirió al proceder del Presidente, quien se pronunció en favor de la vida desde la concepción, y del subsecretario de Gobernación, Felipe Zamora, quien en un desplegado criticó el proyecto del ministro Fernando Franco, quien se pronunciaba por invalidar las modificaciones. Con ello se vulneró el principio de separación de poderes, aseveró.

Si bien en algunos estados todos los partidos avalaron las leyes antiaborto, la responsabilidad directa para que éstas existan en 17 entidades es del PRI y del PAN. 


La importancia de los cambios tiene muchas implicaciones, una es que por vez primera se da una grave restricción a los derechos fundamentales en México. La Corte aprobó el derecho del cigoto y estableció un deber para las madres. Esto es una regresión a la libertad de las mujeres y hoy, en el país, podemos decir que la maternidad es obligatoria.

No sólo se verán afectados los derechos de las mexicanas. Al trastocar la naturaleza del Estado secular mexicano se perjudica al total de los ciudadanos.

Otra implicación es que en los estados donde se han aprobado esas reformas el uso del dispositivo intrauterino o la píldora del día siguiente puede ser motivo de persecución penal y quienes usen esos métodos de planificación familiar podrían ir a la cárcel.


Una cosa es la fecundación del óvulo y otra la implantación de éste en el útero.. Como estas leyes protegen al cigoto desde la fecundación, el uso de éstos implicaría homicidio. Entonces, las mujeres que tomen la pastilla son susceptibles de ser acusadas de ese delito y su derecho de decidir, su libertad de decidir dónde queda?


Recordemos que en esta discusión una parte fundamental de los que impulsan el derecho a la vida, es la iglesia, ellos han influído en la toma de decisiones en algunos Estados del país. Se les olvida que en su evangelización Dios nos dio un gran don que es el de libre albedrío, decidir, cada quien, qué es lo justo y qué no lo es. Usted amable lector qué opina?




FOTOGRAFÍA TOMADA DE INTERNET 

1 comentario:

Estrella2911 dijo...

Por una parte los pseudo valores que persiguen los funcionarios,y por otra, leyes que nos han sido impuestas sin siquiera tomar en cuenta opinión alguna.
Si bien en teoría el Gobierno busca la Libertad hacia su pueblo, y en teoría también, el bienestar social...
Pero que "Libertad? que "Bienestar"?
Lo único es ser maquinas, que apoyan decisiones en muchas ocasiones a conveniencia egoísta de los funcionarios, ser maquinas que no opinen, que no defiendan, que no luchen, que no exijan, que no hablen o pidan lo que por derecho nos corresponde.
La realidad es que ni defendemos ni exigimos, preferimos conformarnos con "Con X gobierno recibí mi computadora o mi despensa, o mi uniforme escolar para seguir estudiando, o para tener que comer"
si defendiéramos todo lo que nos corresponde, sin duda alguna tendríamos, el derecho de opinar, de pedir, y de exigir!.